Géneros29/08/2019
CONADU

Aprueban Protocolo de prevención y acción frente a la violencia de género

Los secretarios generales de la Federación de Docentes Universitarios (CONADU) aprobaron un instrumento de acción e intervención "ante situaciones de discriminación, acoso y violencia por razones de género contra mujeres y personas LGBT+" en el gremio.
Ni una menos Conadu

Según informa el gremio de los docentes universitarios en su web, "el Plenario de secretarias y secretarios generales de la Federación Nacional de Docentes Universitarios aprobó por unanimidad el "Protocolo de prevención, intervención y acción ante situaciones de discriminación, acoso y violencia por razones de género contra mujeres y personas LGBT+ por parte de integrantes de la CONADU".

Más adelante aclara que "el instrumento es resultado del trabajo del Colectivo de Género de la Federación, que realizó una adaptación del Protocolo de la CTA Nacional a las estructuras de CONADU, para abarcar las situaciones que involucren a sus integrantes en todos los niveles de la organización. Este Protocolo establece la responsabilidad de la organización sindical en la tarea de prevenir y, si es necesario, sancionar, las diversas formas de violencia de género que pudieran afectar a, o ser producidas por, sus integrantes, y constituye un dispositivo para recibir consultas o denuncias, y proponer respuestas acordes a la situación. Con el objetivo de garantizar al interior de la organización el pleno respeto a los derechos humanos, la igualdad de géneros y la no discriminación de las mujeres y personas LGBT+, y de contribuir a producir una transformación cultural antipatriarcal en los sindicatos, el Protocolo se propone también como un modelo para que las asociaciones de base de la Federación desarrollen sus propios instrumentos y pautas de actuación".

“Una vez más —señalan—, los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan y, como militantes polítiques, creemos que este Protocolo será una herramienta importante para la construcción de nuevos sentidos que nos permitan alcanzar un sindicalismo libre de violencias por razones de género y, con ello, organizaciones más capaces de luchar por una universidad y una sociedad más justa, libre e igualitaria”.