Géneros29/04/2019
Dilma Rousseff visitó la Intersindical de Investigación con Perspectiva de Género

“Sabemos que sin los derechos de las mujeres no hay derechos humanos”

La ex presidenta de Brasil destacó la importancia de la lucha feminista en los espacios políticos y en América Latina. Además, recibió una distinción de las trabajadoras y sindicalistas.

Este viernes, 26 de abril, la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, encabezó un acto con mujeres sindicalistas en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). Allí fue nombrada miembro honorífico de la Intersindical de Investigación con Perspectiva de Género. En el encuentro estuvieron presentes la CTA Capital, CTA Autónoma, ATE, UTE, Sadop, Sacra, SUTERH, CONADU, Uolra, Satsaid, Pecifa, Atsa, AEJBA y APL.

“Creemos que las mujeres tenemos que estar en los espacios de decisión política, allí donde se discuten los aspectos estratégicos, se toman las decisiones que marcan el rumbo de un país, de un partido, de un sindicato, los espacios en los que se da la pelea frontal contra el poder real”, leyó Patricia Blanco, de la CTA Capital y de UTE, al dar inicio al encuentro. Luego, le dio la palabra a la ex mandataria.

“Sabemos que sin los derechos de las mujeres no hay derechos humanos. Pero hay una tendencia que asocia la lucha de las mujeres con la destrucción de la familia, una visión neo fascista que impera en una parte de la sociedad brasileña” que “influyó en las elecciones”, aseguró Rousseff.

A continuación, realizó un repaso de las principales políticas públicas que ejecutaron en su país con las mujeres como centro. “Tenemos que saber que cuanto más pobres son las mujeres, más difícil es su condición. Hay que entender eso para evitar que las más pobres sigan siendo objeto de manipulaciones”, dijo.

Además, pidió justicia por Marielle Franco, exigió la libertad de Lula Da Silva y exhortó a las presentes a unirse contra el neoliberalismo.

Laura Sirotzky (investigadora de la UMET en CITRA) dijo a Enfoque Sindical que: “en este contexto de retracción de derechos en nuestra América Latina, la lucha por la igualdad es condenada brutalmente,  la destitución de Dilma, la detención de Lula y el asesinato de Marielle son muestra de ello. Este espacio asume la responsabilidad de seguir fortaleciendo la lucha de las mujeres trabajadoras en línea con la construcción de sociedades más justas. Que Dilma nos haya recibido, una mujer militante tan comprometida con los y las trabajadoras nos ha producido una emoción enorme con cada una de sus palabras y con su adhesión al espacio.”

Es necesario garantizar y aumentar la presencia femenina en los espacios públicos y políticos, en los espacios de tomas de decisiones porque, como dijo Dilma, “el patriarcado no se tira de una. Es un trabajo. Tenemos que tomar conciencia que somos las representantes de una transformación que transformará impensable la violencia contra la mujer”.