Noticias07/09/2019
Represión a trabajadores de Luz y Fuerza

A medio siglo del cordobazo, la historia parece volver a repetirse

La policía de la provincia que gobierna Schiaretti reprimió violentamente una manifestación de Luz y Fuerza, que dejó un saldo de varios heridos y detenidos, entre los que se encuentra Héctor Tosco. Sí, el hijo del mítico Agustín Tosco.
Represión a trabajadores de Luz y Fuerza en Córdoba

El Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba responsabilizó a la Policía por haber iniciado una "represión irracional" contra los manifestantes que dejó un saldo de seis heridos y por lo menos 10 detenidos.

Según el gremio, la jornada de protesta se había iniciado con normalidad y a las 12 tenían previsto partir al edificio central de Epec para entregar un petitoria al directorio con una serie de reclamos relacionados al Convenio Colectivo de Trabajo. Además, exigían el cese de las “persecuciones”, los traslados arbitrarios y que se ponga fin a las contrataciones periféricas.

Al acercarse a la sede central del organismo, La Tablada 350, “fuimos impedidos de acceder al lugar por cordones policiales que, ante la insistencia de los trabajadores, desataron una represión irracional con balas de goma y gases lacrimógenos", dijeron los gremialistas.

Cabe destacar que entre los heridos hay dos camarógrafos que estaban en la escena trabajando para medios locales. Los sindicalistas responsabilizaron también a la Policía por las lesiones que sufrieron los periodistas.

El gremio denunció también que lo que llevó a cabo la policía fue ni más ni menos que una "redada" con objetivos precisos. No es casual, dicen desde el gremio, que entre los 10 detenidosse encuentre el gerente de Epec Héctor Tosco, hijo de Agustín Tosco, uno de los sindicalistas más combativos a fines de los años 60 y uno de los principales protagonistas de lo que pasó a la historia como "El cordobazo".