Noticias10/10/2018

Se formó el primer sindicato de trabajadores de plataformas digitales

Trabajadores de plataformas digitales como UBER, Rappi y Glovo formaron en la Argentina la Asociación de Personal de Plataformas (APP), el primer sindicato de la actividad que se crea en América latina.
Trabajadores de plataformas digitales

Trabajadores de plataformas digitales como UBER, Rappi y Glovo formaron en la Argentina la Asociación de Personal de Plataformas (APP), el primer sindicato de la actividad que se crea en América latina.

El puntapié inicial lo habían dado durante una huelga que llevaron a cabo trabajadores de la empresa colombiana Rappi en reclamo de mejores condiciones laborales. En aquella oportunidad, en julio de este año, comenzaron a reunirse y discutir la posibilidad de organizarse y organizar a los trabajadores que transportan productos y personas. Esta semana ya pidieron su inscripción formal en la secretaría de Trabajo.

"Fuimos convocados a participar de las plataformas con consignas como sé tu propio jefe. Pero rápidamente comenzamos a darnos cuenta que las aplicaciones funcionaban gracias a nosotros, y no podíamos decidir nada. Y que lo mismo le sucedía a los de Glovo, a los de Uber, a todos los que trabajan para una plataforma", dijeron desde el flamante gremio mediante un comunicado donde además detallan las precarias condiciones de trabajo y los magros ingresos que obtienen.

"Estas empresas deciden las tarifas, las comisiones y nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Trabajamos sin seguro de riesgos, sin salario fijo", indican los "rappiTenderos", como se los conoce en las redes sociales.

"Nosotros firmamos términos y condiciones que cambian hasta una vez por mes. Las aplicaciones nos venden los uniformes y las cajas con las que hacemos publicidad en la calle. Pueden bloquearnos y controlarnos cuando quieren, el ingreso es seguro pero la amenaza del bloqueo está presente todo el tiempo".

"La plataforma sólo permite que los clientes nos califiquen a nosotros ¡Pero no a las propias plataformas! Nuestros celulares están llenos de insultos y bajas calificaciones que luego las plataformas utilizan para asignarnos peores viajes", señalarn.

El comunicado finaliza con una advertencia y un llamado a la organización: "Si esta es la economía del futuro, ¿cómo puede ser que trabajemos en condiciones tan precarias? Si este es el futuro de la economía, vamos a tener que construir los sindicatos del futuro. Si no lo hacemos, los miles y miles de trabajadores que vendrán a trabajar en las plataformas no tendrán quién los defienda".