23/10/2020
3 años de Enfoque Sindical

Una misma mirada, un mismo lugar

En 1969 Rodolfo Walsh escribía en el periódico de la CGT de los Argentinos: "Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires....”.  Desde entonces hasta hoy pocas cosas han cambiado en lo que se refiere a la consistencia ideológica de esas clases. Y cuando tienen la oportunidad de desplegar su acción disciplinadora sobre las y los trabajadores y los sectores populares, los resultados ya los conocemos.

Las derechas, cuando gobiernan, lo invaden todo como si se tratara de una tormenta de fuego incandescente acechando primero con el odio e inmediatamente después con el ajuste, la miseria, el hambre y la violencia. Nuestra historia y la de los pueblos hermanos puede ser narrada con una extraordinaria similitud. Al endeudamiento externo, el lobby de los grupos económicos y la extranjerización y explotación de los recursos naturales en un íntimo acuerdo con un sector servil de la dirigencia política y judicial, se le suman las presiones de las grandes cadenas de medios. Son ellas quienes construyen casi a escala global y con una simultaneidad milimétrica la agenda pública y social debilitando la potencia de los gobiernos populares y en algunos casos provocando golpes de Estado.

Nuestro país no ha estado exento ni lo está de todas esas maniobras que tienen a los medios en primera fila. Por eso, dar cuenta de un nuevo aniversario de Enfoque Sindical es también recordar las motivaciones y los debates más profundos que le dieron vida y el momento político en el que nos situamos para ponerlo en marcha. Hay que ser sinceros. Enfoque Sindical no fue pensado como un portal de noticias gremiales convencional. Y tampoco quiere serlo si con ese término hablamos solo de brindar información.

Nacimos en el medio de las luchas gremiales y sociales, en esas movilizaciones interminables en defensa del salario y los puestos de trabajo. Fuimos los que marchamos con las organizaciones sindicales y los movimientos sociales, con los trabajadores precarizados, con las y los docentes, con los trabajadores despedidos, con las y los excluidos. Fuimos los que te mostramos la prepotencia policial y la insensibilidad de un gobierno que venia a desempolvar la fantasía neoliberal.

Nacimos con la voz de las y los ajustados y les dimos una narrativa a los protagonistas que le ponían el cuerpo a esas multitudinarias manifestaciones donde el conjunto del movimiento obrero, en su diversidad, iba encontrando la más amplia unidad en la calle con el objetivo de quitarse de encima la voracidad macrista. Fuimos los que te dijimos que esa unidad era más necesaria que nunca.

Nacimos para ponerle palabras a la protesta popular, pero también a los piedrazos, a los palos y a los gases, que estaban ausentes en las crónicas de los noticieros y en la portada de los diarios de mayor tirada, porque también a nosotros nos dieron palos, gases y piedrazos. Conservamos aun las marcas de aquellas horas, porque somos orgullosamente trabajadores y trabajadoras.

Nacimos para describir con el lenguaje preciso la violencia de los de arriba, cuando quisieron gobernar con la desocupación, el hambre y la tristeza del pueblo. Fuimos el pueblo y los trapos y las banderas de las organizaciones, y el sudor de los trabajadores y trabajadoras. Fuimos los que recorrimos cada marcha con el optimismo de que algún día muy cercano íbamos a dar vuelta la página de esa historia.

Nacimos para visibilizar a quienes producen la riqueza, a los dueños verdaderos de las cosas. Nacimos para contarte los hechos, como si fuéramos uno más, allí, en la calle, en los sindicatos, en los barrios populares, en los sectores de trabajo. 

Somos un colectivo de trabajadores y trabajadoras de la comunicación, delegados gremiales, activistas, y militantes, que pretendemos acercarnos a miles y miles de trabajadores y trabajadoras para fortalecer la comunicación sindical, popular, y con perspectiva de género, que tenga a la información como punto de partida pero cuyo objetivo principal sea transformar la realidad.

Creemos en un periodismo vivo, sin cerrojos, un periodismo emancipador, al que bien podría aplicársele la célebre "Tesis 11 sobre Feuerbach" con la que Marx denostaba a los filósofos: “no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo".

Creemos que es necesario dar un giro paradigmático en la comunicación sindical, que vuelva a poner los colores, la frescura y el futuro por delante, retomando las tradiciones que nutrieron al movimiento obrero argentino, pero sacándolas del calendario para ponerlas en diálogo con las nuevas generaciones.

Creemos que todas nuestras producciones comparten ese criterio. Y que apostamos a ampliarlas, abordando nuevas experiencias, sumando nuevos integrantes y tratando de mejorar la calidad de nuestras realizaciones.

Creemos que informar y entretener pueden ser combinadas con inteligencia sin sacrificar posiciones ideológicas.

Creemos que en momentos tan importantes para el futuro de nuestro país y la región,  los medios comunitarios, populares o alternativos deben ser revalorizados como un instrumento fundamental para fortalecer la democracia y enfrentar a los grandes monopolios.

Estamos satisfechos con lo que hemos construido en estos tres años. Pero más nos entusiasma lo que está por llegar.