12/09/2021

Amenazas de golpe de Estado

Miles de mujeres indígenas protestan en Brasilia contra Bolsonaro

Miles de mujeres de pueblos originarios protestaron hoy en Brasilia contra la "agenda anti indígena" del presidente Jair Bolsonaro y para presionar al Supremo Tribunal Federal (STF) por un juicio clave para el futuro de sus tierras ancestrales.

mujeres-indigenas-brasil.jpg

Foto: 
Notimérica

Unas 5.000 mujeres de 172 etnias de todo Brasil marcharon por la Explanada de los Ministerios de la capital brasileña entre cánticos y gritos de "Fora Bolsonaro".

"Las mujeres son las que más necesitan los territorios demarcados", declaró una mujer de 39 años de la etnia tupinambá de Bahía, citada por la agencia de noticias AFP.

"La vulnerabilidad de las mujeres es por la violencia de los hacendados, que invaden los territorios, agreden al medioambiente, talan árboles, tiran veneno en los ríos que acaba envenenando a nuestros hijos", agregó.

Al término de la marcha, las manifestantes quemaron un muñeco de cartón con la figura del actual presidente brasileño, quien promueve una ley para legalizar la minería y el agronegocio dentro de las tierras indígenas del estado de Santa Catarina, reivindicadas por los pueblos xokleng, guaraní y kaingang.

Las mujeres acampan en Brasilia desde el martes, el mismo día en que se realizaron multitudinarias marchas a favor de Bolsonaro, y querían marchar ayer por la Explanada de los Ministerios hasta el STF, pero no pudieron hacerlo porque estaba bloqueada por camioneros partidarios del presidente.

La máxima corte brasileña retomó esta semana un largo juicio que deberá reconocer o no como tierras ancestrales aquellas ocupadas por pueblos originarios cuando se promulgó la Constitución brasileña en 1988.

"Justicia histórica. Nuestra historia no empieza en 1988", pudo leerse hoy en una pancarta durante la manifestación.

Los indígenas, que representan un 0,5% de los 213 millones de brasileños, llevan décadas en conflicto con el sector del agronegocio para defender sus reservas, que ocupan el 13% del territorio de Brasil y son objetivo frecuente de invasores de tierras, mineros y traficantes de madera ilegal.

Fuente: Télam