04/05/2020

Frente Barrial CTA

Denuncian al Gobierno porteño por no entregar insumos para atención a la salud en el barrio Carlos Mugica

Desde la CTA de los Trabajadores exigen la urgente presencia del Gobierno de la Ciudad en el barrio Padre Carlos Mugica para dar respuesta a la situación de emergencia sanitaria.

carlos_mugica.jpg

Foto: 
Sol91.5

El comunicado de la central sindical comienza dando cuenta de la denuncia de La Garganta Poderosa a la manipulación de los cifras brindadas por el Gobierno de la Ciudad y sostuvo que ya había más de 80 vecinos de la Villa 31 contagiados de COVID-19.

Destacan que “las organizaciones que trabajan en la 31 denuncian que el Gobierno porteño no entrega insumos para desinfectar el barrio y prevenir el Dengue y el COVID. Amplios sectores están sin agua y los cortes de luz son moneda corriente. La respuesta judicial Horacio Rodríguez Larreta fue declararse “incompetente” en materia de saneamiento dentro de la 31”.

Además, exigen que se retomen en forma inmediata las obras de conexión de la red interna del barrio con el nuevo acueducto para garantizar la provisión de agua y la implementación de un protocolo específico de COVID-19, que contemple los casos de contacto estrecho que tenga en cuenta las particularidades del aislamiento en los barrios populares.

Al respecto, Eduardo López, secretario General de la CTA de la Ciudad, señaló a través de las redes sociales que “Desde hace días que el acceso al agua no está garantizado, siendo el lavado de manos y la higiene una de las medidas fundamentales ante la pandemia, que ya registra 83 casos positivos en la Villa 31  y 182 infectadxs en las villas de la Ciudad”.

El dirigente docente destaco que “La Garganta junto a otras organizaciones presentó un amparo pero el Gobierno de la Ciudad se declaró incompetente y rechazó la puesta en marcha de un plan de contingencia para abastecer de agua al barrio.”

Explicó también que “este plan de emergencia exige que el Gobierno de la Ciudad asuma la responsabilidad de recursos mínimos para poder hacer frente al dengue y al COVID-19: entre de agua a granel para cocina, desinfección e higiene entrega de agua potable, entrega de tanques para almacenar el agua y un protocolo de actuación para que los vecinos informen sobre las pautas de manejo de agua. Por la falta de agua, además, se cerraron los comedores populares, tan necesarios en estos momentos difíciles”.

Lamentablemente la desidia del gobierno porteño generó la muerte de una vecina del barrio Carlos Mugica o mejor dicho, como dice La Garganta Poderosa “No se murió, ¡la mataron de abandono! La mataron de desidia, la mataron de indiferencia, la mataron de mezquindad”.