10/01/2022

Lomas del Mirador

La Justicia ordenó echar a la calle a trabajadores de la Cooperativa La Nirva que resisten su desalojo

Trabajadores organizados en cooperativa de la fábrica de alfajores La Nirva, en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, resisten los intentos del dueño por recuperar el edificio, aunque admiten que "el desalojo es inminente".

la-nirva.jpg

Foto: 
Twitter

Trabajadores de alfajores La Nirva, en Lomas del Mirador, llevan varios días resistiendo su desalojo de la fábrica, que ordenó el 30 de diciembre de 2021 el juez nacional Fernando D'Alessandro ante el pedido del propietario de la fábrica, Matías Paradiso.

Hace dos años, en el comienzo de la pandemia, los 54 trabajadores ante la falta de respuesta de los funcionarios de la municipalidad de La Matanza y del Ministerio de Trabajo tomaron la planta para seguir produciendo los alfajores y se organizaron en cooperativa.

Sin embargo, la Justicia hizo lugar a una apelación de los cooperativistas y dejó en suspenso de manera temporal la orden de desalojo, "lo cual no quita que en cualquier momento pueda llegar el desalojo inminente, porque es una suspensión sin fecha, no hay nada firme. Sabemos que ante una firma de un juez nos pueden desalojar", dijo Paula Rojas, tesorera de la cooperativa.

Al respecto, Francisco Martínez, responsable del área de empresas recuperadas del Instituto Nacional de Economía Social y Asociativismo (INAES), aseguró que "lo que están transitando los compañeros de La Nirva es lo que enfrentan todas las empresas recuperadas al comienzo".

Si bien rescató que la situación no es la misma que hace algunos años porque, recordó, "ahora ya son más de 450 fabricas y empresas recuperadas en todo el país"; sostuvo que "no hay una solución de fondo".

Los cooperativistas de La Nirva realizaron el jueves una actividad en la puerta de la fábrica para visibilizar la situación, junto con vecinos de la zona y organizaciones políticas como el Nuevo MAS, el Frente de Izquierda-Unidad, Barrios de Pie y la participación del dirigente de Autodeterminación y Libertad, Luis Zamora.

También se sumaron trabajadores de otras empresas en situaciones similares, como MadyGraf, Nueva Generación y los despedidos de la empresa Garbarino.