12/05/2020

Ciudad de Buenos Aires

Las CTAs exigen al Gobierno porteño medidas urgentes ante el avance del COVID-19

Las centrales de trabajadores y trabajadoras denunciaron el alarmante crecimiento de los índices de contagio de COVID-19 en los barrios más vulnerables y la intervención tardía e insuficiente del Gobierno porteño.

barrio_carlos_mugica.jpg

Foto: 
fiscales.gob.ar

Desde ambas CTA de la Ciudad de Buenos Aires, exigieron al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta,  la puesta en marcha de comités de crisis en cada comuna y la participación de las organizaciones de cada sector en la rehabilitación de las diversas actividades laborales, comerciales y económicas.

El comunicado de las CTAs destaca que “en la última semana se produjo un aumento sostenido de los contagios confirmados en la Ciudad. La cantidad de positivos de coronavirus en el distrito continuó multiplicándose y la cifra que durante semanas se mantuvo en dos dígitos, creció exponencialmente hasta llegar ayer [10 de mayo] a 1961 infectados de los cuales 616 viven en villas porteñas”.

Luego de una reunión virtual que mantuvieron ambas centrales, encabezada por sus secretarios Generales, Eduardo López y Alejandro Gianni, de la que también participaron los titulares de ATE Capital, Daniel Catalano, de AGTSyP, Roberto"Beto" Pianelli, de FEDUBA, Federico Montero, y la médica especialista en salud laboral Lilian Capone, ante este panorama alarmante, ambas centrales elaboraron una serie de demandas:

  • Que toda actividad laboral, comercial o económica que se autorice en la Ciudad contemple formas de habilitación y protocolos consensuados con las organizaciones del sector.
  • Protocolo de detección de casos sospechosos y su confirmación o descarte, de acuerdo a las metodologías y herramientas dictadas por la autoridad.
  • Protocolo de detección e intervención de las necesidades básicas insatisfechas de los ciudadanos pertenecientes a dichos barrios
  • Implementación del Programa DETECTAR de Nación en estas zonas, porcentaje de la población incluida.
  • Asistencia alimentaria y de material de higiene (alcohol y lavandina) a cada familia y a los comedores de estos barrios.
  • Atención y contención clínica, psicológica y social a los pacientes internados a la espera de resultados de testeo por Covid19, con provisión de agua y comida suficiente en la internación.
  • Protocolo de intervención de detección de enfermedades como Dengue, TBC  y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que están  azotando además a esta población vulnerable en forma alarmante.
  • Mecanismos de provisión y garantía del sostenimiento de agua y luz en estos barrios.
  • Mediciones continuas para la detección de larvarios de mosquito de la especie Aedes aegypti con el fin de ser controlados para anular el crecimiento del vector de Dengue.
  • Programa de control de salud de la población vulnerable: ancianos, enfermos crónicos, embarazadas, desnutridos, etc. Como así también el mapeo social con categorías de vulnerabilidad poblacional.
  • Información del alcance en porcentajes poblacionales a los que se ha llegado con los protocolos y programas instaurados.
  • Mecanismos de control, prevención y atención sanitaria específicos para residencias geriátricas.

Según el informe matutino brindado por el Ministerio de Salud de la Nación, el 10 de mayo, de los 258 nuevos casos de COVID-19 registrados en todo el país, 165 son de la Ciudad de Buenos Aires, lo que constituye el 64 por ciento de contagios.

El último desglose de la información respecto de la cantidad de infectados en los barrios más vulnerables indica que el Barrio Padre Mugica (Villa 31) sigue siendo el lugar más comprometido, seguido por el Barrio Padre Ricciardelli (Villa 1-11-14), Ciudad Oculta, Villa 21-24 Villa 20, Ramón Carrillo, Rodrigo Bueno, Fátima, y los barrios INTA y Mitre.