24/07/2022

Trabajadores de la seguridad privada

Nuevas denuncias de trabajo esclavo en el norte argentino

En otra emisión del programa La Sur y El Vigilador, emitido por Radio Capital, los referentes de la Agrupación Sur, Marcelo Greco y Juan Pablo Fucks denuncian trabajo en condiciones de servidumbre en provincias del norte Argentino

seguridad-privada.jpg

Foto: 
Facebook

Los conductores Marcelo Greco y Juan Pablo Fucks, en su programa habitual, dedicado a los trabajadores de la seguridad privada, abordaron la problemática que atraviesan vigiladores y personal de seguridad de todo el país, y en particular en las provincias de Salta y Tucumán.

Para comenzar, los dirigentes de la Agrupación Sur, en el marco de la CTA A, denuncian que en el Municipio de San Isidro, quizá uno de los más ricos de la Provincia de Buenos Aires, la empresa Legión Seguridad, manipula los recibos de sueldo imputándole falsamente a su personal menos días de asistencia para abonar un importe inferior al correspondiente. 

Saliendo del área metropolitana y puntualizando en la Provincia de Tucumán, al norte de nuestro territorio, Greco y Fucks entrevistaron a la esposa de un trabajador de la seguridad privada de dicha provincia, quien manifiesta que su esposo trabaja más de 12 hs diarias, sin gozar de feriados ni descansos y percibiendo salarios mal liquidados que ni siquiera "alcanzan para una obra social".  También manifiesta que su esposo, quien trabaja en la empresa SMART SEGURIDAD S.R.L. no goza de las mínimas condiciones de salubridad, ni la ropa adecuada para desempeñar su tarea, máxime cuando los salarios en blanco no alcanzan los 20  mil pesos mensuales. 

Luego de abordar la situación de la provincia de Tucumán, los conductores del La Sur y el Vigilador, conversaron con un representante de la Agrupación Sur de la provincia de Salta. quien señala el crecimiento de la organización y la lucha en esa provincia. En ese sentido, en dialogo con los conductores, analizan con información fehaciente, que el aguinaldo promedio de los trabajadores de la seguridad, no supera los 9 mil pesos, lo que supone sueldos de hambre. A su vez plantean, que la mayoría de los trabajadores de la seguridad en Salta, trabajan en empresas contratadas por el Estado, convirtiéndolo a este último en responsable solidario de estos hechos. 

Al finalizar los conductores arengan, "este es el comienzo de algo muy grande, de un cambio generacional en la seguridad privada"