20/03/2021
Entrevista a Ramón Muerza

El recambio llegó a Comercio

Ramón Muerza es el líder de la oposición en el Sindicato de Comercio, y quien le ganó a Armando Cavalieri en 2018 por 200 votos, elección que fue intervenida por Mauricio Macri para darla vuelta. Enfoque Sindical lo entrevistó en su oficina de Avenida de Mayo.
Fotos: 

Una oficina sobre Av. de Mayo, en cuyas paredes cuelgan las fotos de las últimas movilizaciones que desplegaron los trabajadores de comercio con un primer plano de Ramón Muerza agitando a los compañeros y compañeras y una serie de imágenes de las intervenciones escritas por las afiliadas que participaron en las actividades del 8M, es el escenario ideal de este encuentro, que da cuenta del rotundo cambio de perfil que quiere imprimirle un dirigente que se abre camino en un sindicato que yace paralizado hace muchos años. 

Un lugar rodeado de las tradicionales imágenes de la liturgia peronista, que sin dudas expresan su recorrido histórico, pero también las impresiones de quien ha sabido apropiarse de los nuevos procesos sociales, políticos y en materia de derechos, para reiniciar muy pronto un debate en su gremio, pero también de cara a la CGT: No hay espacio para sindicalistas que no defienden los intereses de  trabajadores y trabajadoras.   

Muerza es el fundador de la Agrupación Granate Morada y líder indiscutido de la oposición en el Sindicato de Comercio. El "Cabezón" como le dicen sus allegados ya le ganó a Armando Cavalieri en el año 2018 por más de 200 votos. Sin embargo el Ministerio de Trabajo conducido por Jorge Triaca bajo la presidencia de Mauricio Macri intervino para dar vuelta la elección: “Desde el ministerio permitieron que se pueda votar con la sola presentación del DNI, es como si en un club de fútbol puedan ir a votar los socios de Boca en las elecciones de River”, explica Ramón Muerza. 

Quizá una de las pocas expresiones sindicales con potencia electoral suficiente para terminar con la monarquía de “El Gitano” al frente de los mercantiles.  Una esperanza construida con miles de delegados y delegadas de base, que busca obtener una revancha en las elecciones del próximo año.

En el año 2018, explica Ramón Muerza, se presentó a las elecciones para competir contra el histórico dirigente gremial Armando Cavalieri, y cuando muchos le recomendaban que no se meta en “quilombos”, Muerza avanzó con la Agrupación Granate Morada, llevando adelante una elección que marcó un antes y un después en el Sindicato de Empleados de Comercio: “Las elecciones las ganamos, pero ellos tenían una estructura y un apoyo político que dio vuelta la elección. Nosotros pedimos que el Ministerio de Trabajo, conducido por Triaca, se mantenga imparcial, y eso no ocurrió”.

Sin embargo esas elecciones le permitieron presentarse en sociedad como un adversario de fuste para impulsar un recambio político y generacional dentro del gremio con mayor cantidad de afiliados del país. “Cuando Cavallieri negocia sueldos a la baja, indirectamente lo que hace es bajarle el piso al resto de los trabajadores de otros gremios”.

Muerza se desempeñó durante muchos años como Secretario de Organización del SEC Capital pero sus choques con Cavalieri venían de tiempo atrás ya que “al afiliarte, lo único que te daba el sindicato era un carnet. Entonces comencé a ver que otros gremios les daban medicamentos, útiles escolares, y ayuda de todo tipo a sus afiliados. Así fue que puse a disposición mi recibo de sueldo en una farmacia para que los compañeros puedan comprar medicamentos. Cavalieri me llamó para advertirme que no me haga el Che Guevara. Le expliqué que simplemente quería que los compañeros tengan alguna contención por parte del sindicato”.

La experiencia del 2018 les permitió conformar “una agrupación con múltiples delegados de base, volver a poner al sindicato en la calle, generar una pertenencia que hace mucho el gremio no tiene. Cavalieri no está en condiciones de manejar el sindicato, negocia con las cúpulas y le escapa a los problemas de los trabajadores”, explica Ramón Muerza.

“También nos ganamos un humilde respeto entre los dirigentes sindicales de otros gremios, nos llamó Sergio Palazzo, Facundo y Pablo Moyano, Ricardo Pignanelli, todos se pusieron a disposición para colaborar con nosotros y hoy estamos dentro de la Corriente Federal de los Trabajadores, junto a compañeros muy valorados que levantan el teléfono para consultarnos qué necesitamos. Eso es muy gratificante”.

Muerza reconoce que en la elección pasada no tenían la fortaleza político-sindical que tienen hoy al estar dentro de “La Corriente” y a partir de la construcción de todos estos años planea volver a enfrentar a Cavalieri en las próximas elecciones del 2022.

La Agrupación Granate Morada actualmente tiene además el nombre y apellido de una trabajadora que falleció víctima del Coronavirus: Graciela Lucero. “Era una compañera que estuvo siempre trabajando para resolverle los problemas a los afiliados, hasta el último minuto. Su fallecimiento fue un antes y un después para nosotros. Nuestra agrupación tenía nombre, pero ahora tiene alma”: 

La pandemia afectó directamente a todos los trabajadores y trabajadoras de Comercio: “Nos volvimos esenciales”, afirma Muerza. Sin embargo entiende que al no poder ser la voz institucional del gremio no pueden plantearle al gobierno la necesidad de que sus trabajadores reciban las vacunas de manera prioritaria, también sabe que la actual conducción del gremio no se va a ocupar de esto.

Entrevista a Ramón Muerza

Muerza marca numerosas diferencias con la gestión de Cavalieri en Comercio, y uno de sus objetivos principales es “garantizarle el acceso a la vivienda a los compañeros y compañeras”, por este motivo explica que al ser el gremio con mayor cantidad de trabajadores y trabajadoras (más de un millón) “los bancos se pelean por tener la cuenta sueldo de cada uno de nuestros compañeros. Si a cambio les pedimos que ofrezcan créditos accesibles de acceso a la vivienda, las empresas garantizan el pago descontando esa parte del sueldo y nosotros garantizamos el cumplimiento de esto. Ganamos todos”.

El “Cabezón”, como lo conocen sus compañeros tiene muy claro que “a Cavalieri no le interesan los trabajadores, hace tiempo que ocupa un lugar para permanecer en algún espacio de poder”. Por este motivo, y por el acompañamiento de múltiples comisiones internas de base se siente con la confianza de vencer en las próximas elecciones del 2022. 

Ante las acusaciones que lo vincularon al Macrismo, Muerza explica: “Siempre milité en el Partido Justicialista de la Ciudad, conozco a Rodríguez Larreta, a Diego Santilli, a Christian Ritondo, de la misma forma que conozco a Víctor Santa María, a Eduardo Valdés, a Gustavo Béliz o Alberto Fernández. Algunos de ellos, al no sentirse escuchados en el PJ, se fueron con Macri, pero yo siempre milité en el mismo espacio, aunque principalmente me dediqué a defender a mis compañeros dentro del gremio”

Dentro del Sindicato de Empleados de Comercio “hay muchos compañeros que me decían: ¿para qué te vas a enfrentar a Cavalieri? ¿Por qué no te quedás tranquilo dónde estás? Para Ramón se trata “de perseguir una convicción, mis hijos y mi hija tienen tatuada la “M” de Muerza y están orgullosos de su padre. Eso es lo que me motiva a seguir. Cuando eran chicos, sus compañeros tenían padres que eran: médicos, colectiveros, contadores, y yo era sindicalista, yo era el chorro, el corrupto, el vago. Mis hijos sufrieron todo eso y hoy sienten orgullo. Yo no me escapo de los problemas de los compañeros como hace Cavalieri, los atiendo y busco la forma de resolverlos”.

“Hoy nos sentimos más acompañados, estamos mucho más fuertes desde las bases y desde las organizaciones gremiales que nos acompañan. Estar dentro de la Corriente nos da mucha alegría, porque son compañeros a quienes respetamos mucho por plantarse a la actual conducción de la CGT. Nosotros nunca estuvimos de acuerdo con la lógica de Héctor Daer, quien además jugó a favor de Cavalieri junto con Triaca.  Daer expresa lo mismo que Cavalieri, son dirigentes que no se vinculan con las bases, representan estructuras de poder que están lejos de los trabajadores”.

Su mirada respecto al gobierno nacional es contundente: “Nosotros acompañamos desde el primer momento a Alberto Fernández”. Y al ser consultado sobre la gestión del actual presidente de la Nación, Muerza hace una pausa y reflexiona: “Fue muy difícil la que le tocó, gobernar durante una pandemia. Tengo claro que es un escenario muy complejo pero cuando uno lo escucha decir que la salida es con más guita en los bolsillos de los trabajadores, uno acompaña eso. Tiene que crecer la exportación de carne porque genera más puestos de trabajo que la exportación de soja. Creo que ese es el camino”.

A Muerza lo esperan nuevos desafíos, “La Corriente” buscará una renovación de figuras dentro de la Confederación General del Trabajo, y para eso deberá enfrentar a los históricamente conocidos como “Los Gordos” con Héctor Daer como principal figura. Dentro del Sindicato de Empleados de Comercio, “el Cabezón” también dará esa batalla, volverá a enfrentar al “Gitano” para desplazar definitivamente un modelo de conducción que se alejó de las y los trabajadores, siendo el gremio con mayor número de afiliados de la Argentina (solo en la CABA cuentan con 80000). Aunque apenas haya finalizado el 2020, para el movimiento obrero el 2022 ya empezó a jugarse.