Géneros26/11/2019
Secretaría de Género de la CTA

“Larga vida a las mariposas”, la resistencia sindical feminista hacia la justicia social y la igualdad

"La resistencia sindical feminista hacia la justicia social y la igualdad", jornada de debate y reflexión de la la secretaría de Género de la CTA.
CTA

Larga vida a las mariposas”, les decían por lo bajo a Patria, Minerva y María Teresa Mirabal para transmitirles fuerzas y reconocimiento a su lucha contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Las hermanas Mirabal, o las mariposas, como se las conocía, eran tres militantes dominicanas, que el 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas brutalmente por el régimen trujillista. Hoy, 59 años después, las mariposas continúan volando. Ese vuelo ahora tiene forma de gritos de justicia, de unidad, de sororidad y es en memoria de ellas y de todas las mujeres que sufren violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

En este marco, la secretaría de Género de la CTA, organizó una jornada de debate y reflexión, bajo el lema: de la resistencia sindical feminista hacia la justicia social y la igualdad. La misma se desarrolló en la sede nacional y contó con la presencia de más de 200 compañeras de los diferentes espacios que conforman la central, también participaron compañeras de la Corriente Federal y referentas políticas de la región, entre otras.

El subsuelo de la sede de Piedras estuvo repleto de banderas. Y hubo una que se repitió hasta en las remeras: la de la Wiphala. Pasadas las once de la mañana, Estela Díaz, secretaria de género de la CTA, quien llevaba puesta una pechera con la leyenda “el sindicalismo es con nosotras”, abrió la actividad al grito de “Golpes nunca más. Ni políticos, ni de estado, ni económicos, ni tampoco los golpes que recibimos todas los días las mujeres”. Fue en ese preciso momento cuando las más de 200 compañeras presentes se levantaron de las sillas para aplaudir con una fuerza estremecedora.

CTA Género

Cada sindicato portó carteles con sus denuncias y reclamos: “Violencia es ajustar la comida a los comedores escolares”, dijo CTERA;  Violencia de género es que Metrovías no pague las licencias por hijo enfermo”, las Metrodelegadas. “La uberización precariza, hambrea, violenta y mata”, denunciaron las trabajadoras taxistas; “Salarios en cuotas es violencia”, las aeronáuticas; “Violencia es el incumplimiento de la ley de licencia por violencia de género”, aportaron las organizaciones sociales, y la lista sigue interminable.

Entre mates, mamaderas, llantos de bebés y tuppers que se comparten con comida improvisada, fueron pasando las voces de distintas referentes políticas de la región. Algunas enviaron sus mensajes por videos y otras estuvieron presentes, como Rocío Molina, que es la primera senadora electa por Cochabamba por el Movimiento Al Socialismo (MAS). “Cuiden lo que han logrado, compañeras. No hemos sido conscientes de que el imperio seguía operando y hoy en Bolivia estamos pagando las consecuencias”, confesó. En un gesto de apoyo, las compañeras empezaron a cantar “No al golpe de estado en Bolivia” y “Evo no estás solo”. Luego, al continuar, Molina agregó, “antes de que se me quiebre la voz, quiero agradecer a Verónica Magario porque gracias a ella, hoy yo y mis hijos estamos vivos”.

Luego, fue el turno de la ex Procuradora de la Nación, Alejandra Gils Carbó. En menos de un minuto, la organización de mujeres improvisó un escritorio para que pueda exponer sobre las políticas de ajuste y el crecimiento de la violencia social de los últimos cuatro años. “El futuro está en sus manos, en el movimiento sindical, en sus alianzas, y sobre todo, en confiar en la capacidad que tenemos las mujeres”. Asimismo, solicitó seguir trabajando en unidad e insistió en la importancia de la capacitación a todas las compañeras mujeres.

El cierre fue con la palabra de las dirigentes sindicales respecto al impacto del modelo neoliberal en cada sector: educación, salud, soberanía aérea, etc. También se recordó a la ex viceministra de Trabajo fallecida, Noemí Rial, y se trasmitió un video con un saludo de Milagro Sala, presa ilegalmente desde 2016. Luego de las exposiciones, la actividad finalizó con una intervención colectiva con las principales temáticas del encuentro.

cta