Géneros22/07/2020
Senado de la Nación

Las mujeres sindicalistas solicitaron al Senado apruebe la Ley de teletrabajo

Las mujeres sindicalistas señalan que la Ley, "no solo protege los derechos laborales individuales y colectivos, sino que por primera vez llega un proyecto con perspectiva de género incorporando las tareas de cuidados y conteniendo lenguaje inclusivo en toda su redacción".
Congreso de la Nación

Tras la media sanción en la Cámara de Diputados,  el Proyecto de Ley de Teletrabajo comenzó a ser tratado en la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la cámara de Senadores, desde donde se hicieron públicas las intenciones de no sancionarla y que vuelva a la cámara baja con modificaciones

Al respecto, Soledad Alonso, del  Sindicato de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y diputada provincial, afirmó que  “Si el proyecto de ley vuelve a diputados con modificaciones, tiene que ser porque se ampliaron derechos. No vamos a aceptar que recorten un sólo artículo. La idea es proteger al teletrabajador, y no de facilitar y legalizar su precarización”.

“Los diputados nacionales diseñaron un proyecto consensuado que propone un piso mínimo y razonable de derechos que algunos senadores quieren recortar. Como sindicalista y representante de los trabajadores, desde ya adelanto que el movimiento obrero no va a tolerar que se recorten derechos. Si el proyecto de ley vuelve a diputados con modificaciones, tiene que ser porque se ampliaron derechos. No vamos a aceptar que recorten un sólo artículo. La idea es proteger al teletrabajador, y no de facilitar y legalizar su precarización”, destacó Alonso

La sindicalista y  diputada provincial advirtió que

“Los empresarios del G6 jugaron fuerte en algunos medios comunicación (de los cuales además, son dueños), cuestionando aspectos del proyecto de ley, proponiendo modificaciones que no tienen otro fundamento más que el de precarizar la modalidad”.

Señalando los dichos del senador Julio Cobos que manifestó su disconformidad con la desconexión digital, Soledad Alonso subrayó que “se trata de algo tan básico como lo es el garantizar que se respete la jornada laboral y que los jefes no puedan solicitar trabajo por fuera de la misma. Es tan obsceno oponerse a eso, que dudo que Cobos sepa de lo que está hablando y sólo se limita a repetir lo que le dicen que diga…”.

“Necesitamos una ley extensa, detallada, con la menor cantidad de grises posible. ¿A que le tienen miedo los empresarios? ¿A que siga sindicalizada y no permita que me exploten? ¿A que apague la computadora cuando termine mi jornada laboral? ¿Qué intereses son los que los Senadores de Juntos por el Cambio están defendiendo? Claramente, no son los de la clase trabajadora. No vamos a dejar que nos atropellen quienes sólo reparten perdidas, y acumulan ganancias fugándolas al exterior, quienes ven a la pospandemia como otra oportunidad para flexibilizar y precarizar. No es un tema menor: hablamos de defender calidad de trabajo y de vida, de condiciones de seguridad e higiene, de derecho a la privacidad… conquistas básicas que costaron mucho conseguir y tienen que ser consideradas en esta nueva modalidad de trabajo que, aceleradamente, se impondrá luego de la pandemia. El debate es ahora. Si nos tuercen el brazo, mañana los trabajadores lo vamos a lamentar”, concluyó.