Reportajes10/04/2018
Pablo Moyano, secretario general adjunto de Camioneros

"Hay que sacar al gobierno en las urnas"

Entrevistamos a Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato de Camioneros que lidera su padre, Hugo Moyano. Tiene una visión muy crítica del gobierno de Mauricio Macri y su política neoliberal.
Pablo Moyan, Secretario General Adjunto del sindicato de Choferes de Camiones

Hincha fanático de Independiente, en su oficina conviven fotos de Diego Maradona y Ricardo Bochini junto a las imágenes de José Ignacio Rucci, el Papa Francisco, y su papá Hugo. El cielo y el infierno parecen no diferenciarse y es, tal vez, una realidad con la que convive de manera natural asumiendo que la lucha por los derechos de los trabajadores está en su ADN. La comparación con las políticas económicas de la década del 90 parecen inevitables, más aún cuando los apellidos se vuelven a repetir: “sacás la foto de quienes estaban con el gobierno y quienes estábamos en la calle, hasta los mismos apellidos se repiten, los Triaca, los Daer, y los Moyano”. Pablo se sabe heredero del dirigente gremial más importante de los últimos años en Argentina  y reafirma que “antes de firmar un convenio para traicionar a los trabajadores me corto la mano”. Es por eso que abandonó la Confederación General del Trabajo, y es por eso que prefiere dar la lucha “en la calle con los trabajadores”, conversando con las diferentes centrales obreras que se oponen al gobierno de Macri, y es por eso que desde la vicepresidencia del Partido Justicialista Bonaerense busca el diálogo con todos los sectores del campo nacional y popular “para que el peronismo vuelva a gobernar en el 2019”.

¿Qué conclusiones sacaste luego de la marcha del 21 de febrero?

En primer lugar era un reclamo específico del gremio de Camioneros porque la Cámara Empresaria, a través de la presión que recibe por parte del ministro de trabajo, quería modificar el convenio colectivo de trabajo a la baja. Cualquier periodista o personaje que va a los programas de televisión habla del costo de la logística y que hay que bajar los salarios. La logística aumenta porque aumentan los impuestos, el peaje, el combustible. Querían reducir el salario de los trabajadores, como si eso permitiese que llegaran inversiones a nuestro país, cuando eso es un verso que nos están haciendo. Ese reclamo sobrepasó al reclamo propio y se fueron adhiriendo distintas organizaciones sindicales, movimientos sociales, partidos políticos, y salió una movilización importantísima. Nos hemos reunido con los compañeros de la Corriente Federal, de las CTA, de los movimientos sociales, para ver cómo se continúa con esto. Estamos acordando unos 20 o 25 puntos para que no quede sólo en la protesta sino también haya propuestas de los dirigentes gremiales. En los próximos días se va a anunciar una movilización contra los tarifazos y seguimos no solamente con la unidad en la acción en la calle sino también tratando de llevar propuestas a los diputados, a los senadores y a los gobernadores para que escuchen y den respuestas a los trabajadores.

¿Por qué tomaste la decisión de abandonar la CGT?

Ahora están pidiendo que vuelva, pero estar sentado con dirigentes que hace más de 30 años que están, que apoyaron la reforma laboral de Menem, que apoyaron la reforma laboral y la Banelco de De La Rúa, y que prácticamente tenían abrochada la reforma laboral con Macri, es insostenible. Yo no iba a quedar como el dirigente que traicionó a los trabajadores firmando la reforma laboral de Macri. Por eso tomamos la decisión de retirarnos de la CGT y por eso los ataques de los medios de comunicación a Hugo Moyano y a quien te habla, por negarnos a firmar la reforma laboral. La foto que querían era: Macri con Hugo Moyano firmando el convenio nuevo de camioneros. Y he dicho que antes de firmar un convenio para traicionar a los trabajadores me corto la mano. Rechazamos la reforma laboral, los senadores la frenaron, y ahí comenzaron los ataques sistemáticos de los medios. Si ese es el precio que tengo que pagar por no traicionar a los trabajadores, bienvenido sea.

¿Cómo estás viendo el nuevo armado al interior de la CGT? ¿Cómo imaginás el futuro de la Confederación?

Hubo una reunión del Consejo Directivo donde no se llegó a un consenso, la idea era que renuncie el triunvirato y dejarle en bandeja al gobierno una CGT, no arrodillada, arrastrada, porque le iban a firmar todo lo que pida el gobierno. No se logró ese consenso y por ahora el triunvirato va a terminar su mandato. No sé cómo seguirán las próximas reuniones.

¿Te están invitando?

La organización no renunció, renuncié yo, y se agarraron del estatuto y me mandaron una nota para que vuelva, pero no, muy difícil. A mí me gusta estar en la calle con los trabajadores

¿Cómo se está dando la articulación con las CTA y la CTEP? ¿Cuáles son las expectativas y objetivos de esta articulación?

La idea nuestra es reflotar lo que fue el MTA en los años 90. Fue emblemático el Movimiento de Trabajadores Argentinos que se opuso fuertemente al modelo económico. Lo mismo que ocurre ahora, sacás la foto de quienes estaban con el gobierno y quienes estábamos en la calle, hasta los mismos apellidos se repiten: los Triaca, los Daer, y los Moyano.  Hay posibilidad de reflotar el MTA y mientras tanto seguimos trabajando con los distintos sectores. Vamos a movilizar a la embajada de Brasil por lo que está ocurriendo con Lula. Va a haber una conferencia este jueves para anunciar una marcha contra los tarifazos. El 27 de abril, en el microestadio de Ferro, se va a conmemorar un nuevo homenaje del paro de 1979 del grupo de los 25, ahí van a estar las dos CTA, la Corriente Federal, los movimientos sociales, y seguramente va a cerrar Hugo Moyano el acto.

¿Cuál es la situación de los trabajadores de Carrefour? ¿Cómo está actuando el gobierno nacional y cómo piensa actuar el gremio de Camioneros?

Hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo donde estuvieron reunidos los funcionarios, los empresarios y los dirigentes gremiales de Comercio que prácticamente son lo mismo, y nuestra organización no fue invitada. En el centro de distribución de Carrefour tenemos mil afiliados, y seguramente van a ser perjudicados también. A raíz de nuestro enfrentamiento con el gobierno, Triaca nos deja de lado. Como no nos atendió Triaca, 20 mil trabajadores vamos a ir a la embajada de Francia para que el embajador garantice la continuidad laboral de los trabajadores. Están en riesgo los puestos de entre 2 mil y 3 mil trabajadores, las cajeras, los muchachos de limpieza, los compañeros de seguridad, y seguramente va a disminuir la distribución de la cantidad de mercaderías que trasladaban.

¿Esperabas las medidas políticas y económicas del gobierno de Macri o te sorprendieron?

Por supuesto, por eso nosotros hicimos campaña en contra de Macri ¿Qué iba a esperar de un gobierno de empresarios? ¿Iban a beneficiar a los trabajadores o a los empresarios? Lamentablemente no nos equivocamos y este modelo económico está destruyendo a pequeñas y medianas empresas, los ajustes, despidos, aumentos de impuestos, el techo a las paritarias. Por eso la necesidad de unirnos los dirigentes de las distintas centrales para hacerle frente a estas medidas.

¿Qué destacarías de Hugo Moyano para que sea uno de los dirigentes gremiales más importantes de los últimos tiempos?

Creo que es uno de los tres referentes sindicales más importantes de los últimos años. (José Ignacio) Rucci tuvo la misión de traer de vuelta al General Perón, Saúl (Ubaldini) peleó contra la dictadura para que vuelva la democracia, ocuparon un espacio histórico, y después vino la figura de Hugo (Moyano), que fue el único dirigente que completó los tres mandatos de la CGT, enfrentó al menemismo, a la Alianza ni hablar, y al último gobierno de Cristina (Fernández) cuando no se le dio respuesta a los trabajadores. Y ahora ni hablar, es el gremio más atacado y el que más está en la calle. Creo que marcó una coherencia que, hoy por hoy, más allá de los ataques, es uno de los pocos dirigentes que puede convocar 400 mil trabajadores en la 9 de julio. 

¿Qué opinás del encarcelamiento de Lula en Brasil?

Es un ataque de los poderes económicos, de la embajada de Estados Unidos, y los grupos judiciales de Brasil. Fijate el paralelismo, dirigente gremial corrupto, lo mismo que hacen en Argentina. Todos los dirigentes gremiales somos sospechados de hechos delictivos cuando el empobrecimiento, el endeudamiento, los despidos y la inflación la generaron los políticos, no los dirigentes gremiales. Es un ataque a los líderes de la región, lo hicieron con Néstor (Kirchner), lo hicieron con Evo (Morales), con (Hugo) Chavez, y faltaba Lula, Dilma (Rousseff) primero. Creo que hay una gran mayoría de los que peleamos, de los que tenemos sentido de lo nacional y popular, de defender a los más humildes y a los trabajadores, de seguir la pelea y el ejemplo que dio Lula en Brasil.

¿Ves que hay una articulación en la región? ¿No son casos aislados?

No, creo que si Lula llega a quedar libre y vuelve a ser Presidente, se va a comenzar a dar un giro de vuelta en la región y van a empezar a volver los gobiernos que le dan respuesta a los más humildes, a los trabajadores. La persecución a dirigentes del gobierno anterior, a Cristina, y a los dirigentes gremiales acá en Argentina es parte de lo mismo. Los que hicieron cagadas que la paguen, pero no todos somos iguales. Nosotros somos todo lo que se dice y a ellos les encuentran cuentas offshore en Panamá, los negociados con el correo, con el contrabando de autos, son todos ellos, los que hoy gobiernan. Pero la protección mediática que tienen, sobre todo del Grupo Clarín, es impresionante. El Grupo Clarín es el Grupo O Globo de Brasil, se repite la historia.

¿Qué análisis hacés sobre la organización y movilización del colectivo de mujeres en los reclamos por mayor participación e igualdad?

Estoy completamente de acuerdo. En nuestro gremio el 95% son hombres y en los últimos años se han incorporado muchísimas mujeres a través de la logística, del correo, tenemos tres camioneras que manejan camiones, tenemos compañeras barrenderas. Dentro de nuestra organización, a  través de la reforma del estatuto, se incorporó la secretaría de la mujer. Hoy seremos 30 en el Consejo Directivo y tenemos 12 o 13 mujeres. Laura Córdoba es secretaria de la mujer y es presidenta de ITF (Federación Internacional de Transporte) en América Latina. Se está haciendo un trabajo y me parece perfecto que tengamos los mismos derechos.

¿Con qué expectativas asumiste el cargo de vicepresidente segundo del PJ Bonaerense?

Después de muchos años el gremialismo empezó a tener un rol importante dentro del Partido Justicialista, siempre éramos marginados o te usaban tres meses durante la campaña. Creo que se está haciendo un trabajo muy importante a través de Gustavo Menéndez y Fernando Gray, tratando de hablar con todos los sectores del peronismo bonaerense. Tenemos que tomar la experiencia de lo que nos pasó, dejar de lado los personalismos, la soberbia, y hablar con todos los sectores. Hugo estuvo en un encuentro en San Luis, después hubo un encuentro de gobernadores. Creo que hay una movilización dentro del peronismo para llegar a una lista de unidad o ir hacia una gran PASO para que el candidato que sea votado por los afiliados pueda ganar en 2019, si no lamentablemente no le veo destino al país. Se viene un ajuste brutal y ojalá que de una vez por todas nos dejemos de joder los dirigentes y podamos lograr que el peronismo vuelva.

Hay algunos sectores que plantean que el límite es Cristina.

Creo que hay que hablar con todos los sectores. Ella misma y su experiencia dirá si puede ser candidata o no, pero mientras tanto se están movilizando en el país los distintos espacios para lograr un consenso dentro del peronismo. Lo que pasó en estos dos años y pico nos sirvió de experiencia. El otro día en la marcha a la embajada de Brasil por Lula me abrazaba con kirchneristas con los que hace un año nos odiábamos. Como decía el General, cuando la Patria está en peligro ningún argentino puede rehuir a la lucha, y creo que esa experiencia y el desastre que está dejando este gobierno nos obliga a dejar de lado las diferencias y ponernos a laburar para volver en el 2019.

Al final Macri terminó uniendo a los argentinos.

Viste, y se van a seguir sumando.

¿Crees que el peronismo puede llegar con chanches de triunfar en las elecciones de 2019?

Yo creo que sí. Uno lo ve en la calle, la bronca, te aumenta todo, no hay laburo, hay despidos, te quieren echar 3 mil tipos en Carrefour, las empresas están cerrando. Tiene que haber una reacción a través del voto de los trabajadores, ojalá que reaccionemos. En la calle con el reclamo permanente pero hay que sacar al gobierno en las urnas, a través de los votos. Creo que se está viendo una conciencia en los dirigentes dentro del peronismo, despertaron al león dormido. Y creo que hay unas ganas de participar, más allá de los medios que están tirando y tirando todos los días para que la gente no participe, pero creo que hay unas ganas de participar para que el peronismo vuelva a gobernar en el 2019.