Noticias02/11/2019
ASBESTO

Pedido de informes al Gobierno de la Ciudad sobre el asbesto en el Colegio Lenguas Vivas

La comunidad educativa del Colegio Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández" exige al gobierno de la Ciudad de Buenos Aaires informe sobre la presencia de material con asbesto en dicha institución.
UTE Lenguas Vivas

Tras conocerse a partir de una nota publicada en el diario Clarín de la presencia de asbesto en 12 escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, la comunidad educativa del I.E.S. en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández" reclamaron a las autoridades de la Ciudad les informe acerca de la presencia de material con asbesto en dicha institución.

El comunicado del Lenguas Vivas señala que "Según la resolución 577/91 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, “el riesgo de exposición a esta sustancia puede llegar a comprometer la salud y la vida de los trabajadores”. Por este motivo, nos resulta en extremo preocupante que lxs niñxs y adolescentes de nuestra escuela estén en contacto con este material cancerígeno".

Esteban Sottile, el Secretario de Educación Superior de UTE, en diálogo con Certezas de a Pie por Radio REP, manifestó que en el Lenguas Vivas "el gobierno de la ciudad decide sacar una caldera, que tenía amianto, realiza el procedimiento, sin ningún tipo de informe, de ahí que solicitamos la información pertinente… específicamente todo lo que tenía que hacer el gobierno de la Ciudad en su momento, con todos los informes que corresponden más la intervención de las agencias de prevención ambiental nunca se había producido, y es el día de hoy que esa información no está".

Además, advierte que "Encontrar asbesto en el aire es como encontrar una aguja en un pajar, son fibras de micrones, te tiene que pasar que justo pase el micron de asbesto en el lugar que se está haciendo el peritaje... hay dos espacios de cañerías que aparentemente tienen asbesto y que deberían ser un lugar clausurado".

Por ello exige el dirigente sindical al gobierno de la Ciudad  " que cumpla con las condiciones básicas de bioseguridad para que se lleve adelante la tarea pedagógica; si hubiese algún caño con asbesto, que ellos en sus informes dicen que hay y que los van a terminar de sacar en el mes de enero, lo que deberían hacer es socruzarlo, aislarlo, con todas las condiciones y medidas necesarias…si el gobierno de la Ciudad hace lo que corresponde, aislar los lugares donde pueda haber asbesto todos queremos volver a la escuela y trabajar como corresponde”.

UTE Lenguas Vivas

Una madre que tiene dos hijas en el colegio, que además es ingeniera civil y se dedica a cuestiones relacionadas con el hábitat y el ambiente explicó que “el asbesto es un material que en la Argentina se prohibió en el 2001, que en la ciudad de Buenos Aires hay una ley  del 2005 que  prohíbe el asbesto,  la comercialización, la producción, etc. Pero que es un material que se usó muchísimo en la construcción y también mucho en la industria de la ingeniería sanitaria, entonces vamos a encontrar muchas tuberías de asbesto muchos tanques de asbesto”.

Explicó que en algunos países como en España “se vivieron procesos de descontaminación de asbesto,  que significa ir o bloqueando o retirando el asbesto, la exposición al asbesto constituye un riesgo, por eso es importante bloquearlo o retirarlo, a veces es mejor bloquearlo porque retirarlo es una tarea riesgosa pero depende donde este el asbesto ubicado y en qué estado este el asbesto, el problema del asbesto es que es una sustancia altamente tóxica y no hay una dosis que genere peligro, una partícula de asbesto puede desencadenar 15 o 20 años después una asbestosis, un cáncer de pulmón”. “La realidad que la escuela tiene elementos expuestos de asbesto, se retiró una caldera que presumimos es de asbesto y existe un protocolo definido por el APRA  muy estricto acerca de cómo remover asbesto y desconocemos si acá se respetó o no ese protocolo y el APRA dijo desconocer la existencia de una caldera con asbesto en una institución educativa”.

Desde el gremio docente Ademys además de solidarizarse con la comunidad educativa del Lenguas vivas y apoyar las medidas de acción que sean necesarias para que el gobierno se haga cargo de la situación  repudiaron la actitud de la ministra de educación Soledad Acuña que quiso convertir un problema de salud pública en un tema sindical.