Noticias31/08/2019
CGT y CTA proponían más del doble

Sin acuerdo y por decreto, el gobierno fijó en $ 16.875 el salario mínimo, vital y móvil

El gobierno nacional subió un 35% el salario mínimo de manera compulsiva, ya que no hubo acuerdo con los representanes sindicales que habían propuesto elevarlo al doble de esa cifra: $ 31.148.
Héctor Daer y Dante Sica

Sin acuerdo con empresarios y representantes sindicales, el gobierno decidió por decreto subir un 35% el salario mínimo vital y móvil, llevándolo a $ 16.875, muy por debajo de los $ 31.148 que propuso la CGT.

La propuesta que los gremialistas llevaron al Consejo del Salario fue rechazada de plano por Dante Sica, secretario de Producción y Trabajo, que no sólo la bajó casi a la mitad sino que además el aumento será abonado en tres cuotas: 12% con el sueldo de agosto, 13% con el de septiembre y 10% en octubre.

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital y secretario adjunto de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), al salir de la reunión manifestó que "no llegamos a ningún acuerdo. No se respeta para lo que fue pensado este espacio", y agregó que la respuesta de la CTA y la CGT "fue un rechazo absoluto a la propuesta (del gobierno) por insuficiente".

El dirigente de los estatales porteños contó que en la reunión "Dante Sica  reconoció que son un gobierno saliente y que sería una irresponsabilidad comprometer el presupuesto del año que viene". Catalano advirtió además que "hay un 50% de la población que depende de las comidas de los comedores" y aseguró que esta situación crítica está siendo contenida por parte de las organizaciones sociales, intendentes y sindicatos "para que no se desborde, pero lo que tiene que haber es comida".

Por su parte, Héctor Daer, cosecretario general de la CGT junto a Carlos Acuña, dijo que no los había conformado el valor impuesto por el gobierno, aunque descartó medidas de fuerza por este tema. "Estamos próximos a una elección y cambio de gobierno. Lo que tiene que pasar es un cambio de modelo económico. La vulnerabilidad que vivimos estos días es un termómetro de lo que pasó. El repudio con el voto ya sucedió", agregó.