Noticias27/07/2020
“Un ataque al libre ejercicio del trabajo periodístico y a la actividad sindical”

El SiPreBA reclama ante la Justicia por el espionaje ilegal

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires se presentará en el marco de la investigación por el espionaje ilegal que el Estado realizó sobre trabajadores y trabajadoras de prensa en ocasión de la cumbre del G20 realizada en la Argentina.
Macri Arribas Majdalani

Desde el gremio informaron que la presentación será “con el patrocinio del CELS y de la CORREPI, organismos con reconocida trayectoria en la defensa de les trabajadores frente a los avasallamientos del Estado en todas su formas, y con los que el SiPreBA mantiene un sólido y necesario vínculo”.

El espionaje ilegal llevado adelante por el gobierno de Mauricio Macri  a través de los servicios de inteligencia cuenta con unos 400 damnificados. El gremio de los trabajadores y trabajadoras de prensa señala que “lo sucedido constituía un ataque al libre ejercicio del trabajo periodístico y a la actividad sindical, ya que entre quienes fueron espiados se encuentran delegades y dirigentes del SiPreBA”.

Además, el sindicato recuerda que durante la gestión de Mauricio Macri, acusada del espionaje ilegal, “al menos medio centenar de trabajadoras y trabajadores de prensa recibieron balas de goma, golpes y gases mientras realizaban la cobertura de diferentes marchas y movilizaciones. Una veintena fue detenida sin justificación alguna. Sufrimos también la pérdida de unos 4.500 puestos laborales, más la persecución y el hostigamiento a les trabajadores de los medios públicos”.

Por ello, exigen  a la Justicia un pronto esclarecimiento de los hechos y el castigo a los responsables de este nuevo atropello.

El sábado 25 de julio a las 18 horas, el SiPreBA convocó a una conferencia con la participación de Carla Gaudensi, dirigente del SiPreBA y la FATPREN, la compañera Noelia Barral Grigera como una de las afectadas, junto a representantes del CELS y la CORREPI

Durante la conferencia, Noelia Barral Grigera, señaló sobre el espionaje que hicieron sobre ella que "Es importante recordar que lo sucedió es ilegal. Mi ficha era un perfil ideológico, que incluía mi apoyo al movimiento feminista, con visiones de mundo muy lejanos al modelo económico y político que proponía Macri."

Por su parte, Paula Litvatchky,  del CELS, afirmó que "Se hizo espionaje político prohibido por ley, con graves derivaciones. Patrocinamos al SiPreBA por ser una amenaza al periodismo. La causa se enmarca en un modelo político y un paradigma de seguridad del Estado que necesita discutirse."

María del Carmen Verdú, de la CORREPI, subrayó que "El espionaje y la infiltración son herramientas del arsenal de cada Estado. Cada gobierno lo usa según sus matices. Por eso planteamos que el eje es el acecho y la amenaza desde el Estado, lo cual siempre es persecución política."