Géneros02/06/2020
NI UNA MENOS

Trabajadoras somos todas

Este 3J si bien es muy diferente a los años anteriores, no hace que dejemos de luchar, no se verá en las calles miles de mujeres haciendo visible el reclamo que desde hace 5 años se viene haciendo, saliendo de sus hogares, trabajos, barrios para gritar BASTA. Estaremos en las redes todas juntas como sabemos hacerlo.
Ni Una Menos

Ni Una Menos vino a representar a todas aquellas que fuimos violentadas, violadas y asesinadas porque se lo hacen a una y se lo hacen a todas. Desde nuestro dolor,  como nos enseñaron nuestras queridas MADRES de la Plaza lo transformamos en lucha: Basta de Femicidios y Travesticidios.

Nos debemos el reconocimiento y la distribución del trabajo en los hogares, muchas de nosotras somos jefas de hogar y con pluriempleo, y llegar después de largas jornadas seguir con este trabajo sin salario y no equitativo.

Para poder llegar a modificar nuestras realidades es necesaria una herramienta fundamental como lo es la ESI en todas las escuelas, que nuestros hijes sean educados desde pequeñes para tener una vida más digna, libre, respetada e igualitaria.

Nuestros derechos básicos deben ser cubiertos desde el Estado tanto como la salud, educación, vivienda y trabajo para poder desarrollarnos todas.

Es imprescindible ante esta nueva situación de Emergencia que estamos viviendo que nuestras compañeras que están trabajando en primera línea contra el Covid 19 sea desde un trabajo formal o informal tengan la protección adecuada, el cuidado y el acompañamiento. Porque sabemos que esta pandemia también nos afecta la salud mental, tratando de cuidar a les nuestres y de no llevar el virus hacia adentro de nuestros hogares.

También se necesita las condiciones específicas para aquellas trabajadoras que están desde su hogar realizando teletrabajo sumado a las tareas cuidado y sobretodo de sus hijes, que están sin concurrir a la escuela.

Y cuando hablamos de trabajo nosotras sabemos que es un derecho fundamental para tener una vida plena es por eso que reclamamos el Cupo laboral trans.

Las violencias están ahí cruzando la puerta de tu casa y esto es lo que visibilizó la cuarentena, con la gran cantidad de denuncias, el alto número de femicidios que ocurren, desde el Estado se han tomado cartas en el asunto desde los Ministerios de mujeres, géneros y disidencias reforzando  campañas, etc… pero desde acá pedimos que el poder judicial esté a la altura de las circunstancias y dé respuestas rápidas y con perspectivas de género en los casos de violencias.

Otra herramienta que tenemos es Ley Micaela, que comenzó a ser implementada en los tres poderes, pero sabemos que la sociedad en su totalidad necesita de esa capacitación para tener una vida libre de violencias, solicitamos que se implemente de forma obligatoria en el ámbito privado.

Celebramos la presentación en el Congreso Nacional del Convenio 190 de la OIT para eliminar las violencias y acoso en el ámbito laboral. Es imprescindible que trabajemos en lugares no hostiles.

Estamos viviendo un momento impensado en todos los ámbitos donde tenemos una economía complicada que se ha sumado a los últimos 4 años de neoliberalismo que dejo pobreza, desocupación, deudas, y necesitamos que hoy los que ponemos siempre el cuerpo y alma puedan vivir con lo mucho o poco que tengan para que aquelles que siempre nos miraron desde arriba salgan a “bancar los trapos” es por eso que debe aprobarse el proyecto de Ley a las Grandes Fortunas.  

#trabajadorasomostodas

*JUSTICIA POR RAMONA y por TODAS.

*VIVAS Y DESENDEUDADAS  NOS QUEREMOS